PSOE y Podemos admiten la consulta popular como antesala del referéndum independentista mientras en ERC se mofan públicamente de él