La huelga de sanitarios de Madrid de este domingo es una huelga política