Jefes y exjefes de gobierno como Donald Trump apoyan públicamente a Vox y piden una Europa más digna que sepa controlar sus fronteras