El presidente del Colegio de Médicos de Madrid, Manuel Martínez Selles, deja claro que no se puede prohibir la objeción de conciencia de los médicos