Abogado de la menor violada de Igualada: «No podemos ni considerar un ser humano al agresor»